lunes, 21 de enero de 2013


Es un mal día, uno que no merece música de fondo ni iluminación de verano. Un día que tiene todo lo que debe; nubes grises, ambiente frío,  pájaros distantes y soledad.
                Un tic tac añejo se oye a lo lejos, truenos tímidos comienzan a asomarse y los ladridos huecos de los perros callejeros me recuerdan que uno siempre puede estar más solo.

Ojalá venga aún más frío.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Algo qué decir? =)