domingo, 12 de mayo de 2013

A veces simplemente la desesperanza es más fuerte.



Que se mantenga
Aunque pequeña... que brille en algún lugar
la esperanza más mínima
es suficiente.
Siempre hay algo más.
---------------------------------------------------------------------------------------------------

Las cosas sucedieron así; 

estaba cansada, hastiada, la vida, el mundo... ¿por qué nadie parece compartir mis esperanzas porque todo mejore? ¿por qué todos se quedan quietos diciendo que todo está mal mientras se burlan y apuntan con el dedo a los "ingenuos" a los "utopicos" a los "soñadores" que sí creemos que las cosas pueden mejorar? ¿por qué creen que pensar que no hay nada que se pueda hacer los hace superiores? A veces me canso... ¿será así? ¿es que al final son todos malos y debemos cuidarnos hasta de nuestra sombra? me niego a creerlo, pero cuando decidí escribir  que a veces la desesperanza es más fuerte estaba así, creyendo que en realidad quizás nada tenía sentido. Pero ¿que hace que algo tenga sentido sino nosotros mismos?

Daban una película en la tele, no la pesqué mucho porque era de una misteriosa niebla que escondía bichos gigantes asesinos... un grupo de gente atrapada, caos, miedo, histeria, muerte... un grupo de personas se decide a aventurarse por la niebla, buscar una salida aún ante el peligro que esos bichos gigantes implicaban; algunos murieron camino al auto, cinco lograron llegar y recorrieron una ciudad inmersa en la niebla y llena de cadáveres. La niebla no permite ver mucho más adelante solo un metro o dos, están rodeados de esas espantosas criaturas y el auto avanza lentamente por no se sabe cuanto tiempo hasta que por falta de bencina deja de andar. Cinco personas en un auto a la mitad de la nada, rodeados de niebla e insectos que los podrían matar de una forma horrible y en sus manos un arma con cuatro balas ¿que hacer? entre morir tortuosamente y morir en un instante...  "Nadie podrá decir que no lo intentamos" proclamaba la abuela del grupo. El primero en morir fue el niño, a manos de su propio padre, luego los acompañantes accidentales de aquel triste destino, solo quedó vivo el hombre ya que no había una bala para él y salió del auto hundido en el dolor inimaginable de quien acaba de matar a su propio hijo buscando únicamente dar fin a su angustia a manos de los mismos insectos que habían provocado su huida. El hombre grita, ruega que vengan por él y se escucha como algo se acerca entre la espesa neblina pero no, no eran los insectos gigantes, no era la muerte redentora, era la ayuda... estaba ahí, en frente de él a solo unos metros... llegaban con todo ese aparataje propio de las peliculas para acabar con los insectos y pasaron al lado del auto donde estaba el cuerpo de su hijo y las otras personas que él mismo había matado.

Me provocó una angustia terrible, ganas de gritar y llorar (tengo un exceso de empatia brutal) pero luego todo cambió, esa pelicula a la que a penas le había prestado atención antes en realidad escondia un mensaje. Mucho más allá de los insectos gigantes y de cómo la gente vuelve a un estado casi animal cuando se ve amenazada. En realidad la pelicula hablaba de lo que me pasaba a mi.

Ahí está el mundo amenazador, no sabemos bien que hay afuera pero sabemos que aveces hace daño. Ahí estaban los conformistas que aceptaron la situación como venía, los que dejaron de luchar en cuanto vieron que la cosa se ponia fea y se suicidaron (¿como culparlos?) también estaban los que tenían fe y aunque errados intentaban salvar a los demás, estaba también el grupo que creia que habia una salida, que había que luchar, que todo se superaria... ese era el grupo que subió al auto y luchó contra todo, el grupo que sobrevivió a los insectos gigantes y a quienes les decian que no lo lograrían... digamosles "los soñadores" pero incluso ellos perdieron la esperanza, vieron que las cosas no avanzaban, todo se complicó, estaba la neblina, no querian sufrir... se mataron, perdieron la esperanza en el ultimo minuto sin saber que la neblina cede de un segundo a otro, que a veces las cosas no se ven pero suceden, que el cambio estaba ahí a unos metros de ellos...

Finalmente, el personaje de la soñadora que lucha, que no se detiene jamás. Una mujer que al ver la amenaza lo primero que hizo fue correr en busca de sus hijos, aun cuando todos le decian que no pdría, aún cuando nadie la quiso acompañar, aun cuando se veia que tenia pocas probabilidades de lograrlo... ella lo hizo, fue por ellos sola. Y sobrevivió a todo... porque los ideales son más importantes, porque el que quiere, puede hacerlo.

Aun en medio de la niebla
aun cuando nada se vea
las cosas están ahí
sucediendo.

Me gustaría ya no olvidarlo más

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Algo qué decir? =)