viernes, 14 de junio de 2013

Y así es la vida;
 éxtasis y agonía.

Ahora hay calma, pero las raíces de la tristeza comienzan a rodear mi corazón... es un proceso lento, profundo... aún no comprendo bien sus alcances...
el futuro me hace temer. 


Los monstruos en mi cabeza cada vez crecen más y ya no tengo ese solcito que los hacía desaparecer. A veces toca enfrentarse a la vida sola... pero no siempre se tienen las armas suficientes para hacerle frente. Quisiera tener algo por lo que luchar... sé que debería ser por mi misma, pero aún no soy motivo suficiente para tanto afán, nadie hace una lucha inmensa por los trozos de algo que nunca fue. 

Hoy necesitaba tanto una caricia en el pelo, una palabra de aliento, un "no estás sola"... 

A veces es necesario hacer frente a la realidad... aunque la herida sea profunda y la desolación inmensa, aunque la sangre ya no se pueda recuperar jamás.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Algo qué decir? =)