jueves, 22 de agosto de 2013

Siria


No hay palabras.
Hoy siento un poco menos de fe en el mundo, en la humanidad, en las personas...

¿Hasta donde pueden llegar?

¿Cómo pueden vivir con eso? sabiendo que dieron la orden, sabiendo que la siguieron, sabiendo que todas esas personas con vidas, familias, sentimientos... han muerto por sus acciones...

Hoy estoy triste por un motivo distinto... hoy mi inutilidad me pesa el doble...
 hoy todos en el mundo deberían estar llorando... hoy todos deberíamos pedirle perdón a todas las personas que han muerto por la indolencia, por la lejanía con la que se ve todo... porque no nos damos cuenta que esa noticia que dura un minuto es en realidad una tragedia eterna, que esas personas no son actores y que esas vidas se están perdiendo mientras nosotros tomamos café y leemos el diario quejándonos del tráfico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Algo qué decir? =)