miércoles, 14 de agosto de 2013

Tengo la atmósfera de pasado penetrándome la piel, la vida se me sale por los ojos y la muerte se me mete por los poros. La emoción de ayer parece hoy más viva que nunca.  El reflejo desteñido del espejo se ríe y llora al mismo tiempo “soy tu” grita sin mover los labios. Y lo sé... está ahí, siempre ha estado... contenido bajo la normalidad de esta piel muerta, justo detrás del iris mentiroso, aguardando su momento de entrar en escena, de volver a ser.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Algo qué decir? =)