viernes, 13 de diciembre de 2013

Vida

Siento que la vida está forzándome a dar un paso más allá de mis posibilidades. Me empuja con una fuerza incontrolable al futuro incierto al que tanto temo; me obliga a dar más, a ser más, a soportar más... y a veces siento que ya no puedo.
De pronto todo se mezcla, todo está mal, todo pide más de mí... y más... y más...
De pronto no hay tiempo de dormir, ni de comer, ni de llorar, ni de respirar
Y hay que pararse

Pararse sangrado, con el cuerpo roto y el espíritu derrumbado
Aun así hay que pararse,
Porque si no te paras tú te para la vida con toda su fuerza
Y te lanza lejos y chocas contra todo y te despedazas de a poco

A veces voy caminando y se me cae un dedo
Y luego otro
Y luego la mano
Y luego el brazo entero
Y sigo caminando...
Pero me derrumbo de a poco
Y de pronto no soy más que pedazos sueltos
Un ser desarmado
Cada parte intenta en vano moverse
Tirita en su sitio mas no logra avanzar
De pronto soy un ser deshecho
Detenido en el instante de la eternidad

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Algo qué decir? =)