domingo, 5 de enero de 2014

2014

Hace unas semanas fue la navidad, hace solo unos días era 2013… pero siento en mi corazón que han pasado mil inviernos. Todo se siente distinto aquí, ya no puedo llorar, ya no puedo volver atrás… pero la nostalgia me envuelve y la melancolía recorre mis venas. Siento como quien ha perdido el corazón hace mucho tiempo y ha aceptado que vivirá por siempre con ese vacío, y camina lento, sintiendo en cada paso el dolor, aceptando en cada segundo su destino…

 ¿Qué esperar de este nuevo año? No quiero más decepciones. ¡Pero como es triste verse así! despojada de ilusiones… ¿con qué protegerse ahora? ¿Por qué seguir? 

El inestable control que creía haber conseguido se esfumó con solo una frase, y todas las tristezas que he escondido bajo la alfombra invadieron la habitación. Ya no sé cómo estoy, no sé como me siento, y no quiero parar para descubrirlo. No quiero descubrir todo lo que escondo, porque temo volver a ese abismo, porque temo que vengas aquí de nuevo y te me metas en la piel para irte luego con todos mis pedazos.


 

Las cosas han comenzado distinto aquí... ya nada sucede como espero, por eso dejaré de esperar cualquier cosa, quizás con algo de esfuerzo logre dejar de querer también... querer lleva a esperar, esperar lleva a sufrir... 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Algo qué decir? =)