sábado, 15 de febrero de 2014


No aguanto las ganas de hablarte pero te imagino con ella y mi deseo se desmorona, te imagino rehaciendo tu vida a su lado, tomándolo todo desde donde lo dejaste para venir conmigo... Entonces me siento tu maldición 
¿Fui tu maldición amor? 
¿Todas nuestras noches, todas nuestras caricias no fueron más que la puerta a tu infierno?

Sé que te quiero mucho más de lo que te quieres tú, porque mientras intentas frenéticamente reprimir tu oscuridad, yo beso cada una de tus sombras y te dejo volar... ¿qué es ese infierno entonces; oponerse a este amor o dejarse llevar?

Un día la vida volverá a encontrarnos... o quizás nunca acabemos de separarnos... 

Solo sé que sigues aquí dentro 
aunque ya no te mire, 
aunque ya no te hable, 
aunque ya no te toque 
aunque ya no quiera estar contigo. 
Sigues aquí. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Algo qué decir? =)