lunes, 23 de junio de 2014

Ayer, en un momento de lucidez me di cuenta del magnífico momento que vivo;
te he perdido,
                     tengo el alma a pedazos,
                                                          estoy cansada,
                                                                                 te sigo amando...
                                                                                                           el mundo se cae
                                                                                                                                    y a pesar de todo...

eso está bien. 

No, no estaba lista para estar contigo porque en realidad nunca estuve lista para estar con nadie. Porque en realidad tengo muchas heridas que ni yo misma he querido ver... porque aun lloro por cosas que pasaron hace mil siglos y porque recién ahora puedo preocuparme de mí de nuevo... 


sábado, 21 de junio de 2014

Cuándo fue la última vez que estuve sola?

Sola de verdad, sola sin la lucecita tintineante de skype, sin las notificaciones de facebook y tumblr, sin las vibraciones de whatsapp y los mensajes de texto, sola sin las llamadas... Sola sin pensar que al otro lado de una pantalla hay alguien más... ¿Cuando fue?

Lo he olvidado
He olvidado como se sentía mi soledad.
Me gustaba tanto estar a solas con mi mente, entre divagaciones, irracionalidades y locuras... me gustaba tanto pensar de más en cosas que no fueran problemas del corazón y angustia existencial. ¿Qué fue de esos días? ¿Por qué los dejé ir? ¿En qué momento estar conmigo misma se hizo tan pesado?
¿Qué intento evadir?

Los amores imposibles, soñarme sola de por vida, verte pasar en cada esquina, llorar, llorar y llorar...
No sé que quiero ser, solo sé que estoy sola y no quiero estarlo... pero quizás este es mi destino. Amarme porque soy lo único que tengo y lo único que me soporta...

Ay! en que carga me he convertido!


viernes, 20 de junio de 2014

y ahora qué?

¿Qué quiero de la vida? ¿Qué espero conseguir ahora?

No sé bien qué es este camino que voy pisando. Estoy desprovista de certidumbres y desconfiada de todo lo que alguna vez creí; si no es el amor lo que mueve al mundo ¿entonces qué es? ¿Cómo sabré que lo que vivo es real y no el engaño de una mente cobarde y mi ilusión ciega?

El dolor comienza a penetrar mi piel, mis músculos, mis nervios, mis huesos...
El dolor se va haciendo un camino de llantos a través de mí
No quiero saber que pasará cuando llegue al fondo de mi alma y plante su semilla ahí

¿Quién seré?

¿Es esta la vida?
¿Es esto crecer?

He envejecido mil siglos desde que murió mi última fe.
La incertidumbre me abraza y desdibuja el rostro de todo lo que una vez amé
Tiemblo
             Me angustio
                                 Me  lloro
                                                   Me muero


¿Que puedo hacer?

Mi dios me ha dado una vida de mil colores y destierros...
Tu me has dado la imagen de quien espero nunca ser;
cobardía escondida tras palabras añejas y huidas nocturnas de amores palpitantes.

No quiero ser como tu, no quiero. Y aunque requiera desgarrarme el alma a arañazos no seré la imagen burda que otros me imponen...



Quiero ser como soy
Vivir los mil colores
Sufrir los mil destierros
y viajar...
               viajar muy lejos

lunes, 9 de junio de 2014