sábado, 5 de marzo de 2016

Algún recuerdo olvidado se ha clavado en mi pecho y ha abierto una herida demasiado grande.
Mi pecho es ahora un vacío profundo del que solo emerge sufrimiento y sal. 

Quisiera saber a qué se deben mis tristezas, pero todo está siempre cubierto de un olvido demasiado inventable como para atreverme a ponerle palabras.


Nada es seguro.
Hay un buen motivo para olvidar...




***





Pienso en la culpa y el inmediato efecto de estremecimiento que la palabra tiene en mi cuerpo. Como si toda yo fuera culpable de algo que aún desconozco… no sé que es, pero es mi culpa.


Lo siento.
Lo siento.
Yo no quería…
“Por mi culpa, 
por mi culpa 
por mi gran culpa”






 ***




Tengo hambre, de esa que hace doler el estómago y temblar el cuerpo… tengo hambre pero no quiero comer… así es mi herida, como el hambre que no quiere ser saciado. Por eso revive cada cierto tiempo, emerge desde el abismo y rompe cualquier indicio de cicatrización

No recuerdes por qué lloras
Pero no olvides llorar
Lo mereces
Es tu culpa.




***





¿Me matas?
¿Me matas un poco?
Solo para olvidar llorar…


28 comentarios:

  1. es demasiado complicada la vida como para también nosotros auto inculparnos ...
    hemos de ser más positivos y sobre todo con nosotros mismos...
    muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. bellisimo y tremendo!
    te echaba de menos! Me alegra verte por aquí!

    ResponderEliminar
  3. Quedé embelesada con tus palabras... fuertes, duras, dolorosas, bellas.. me encanta.
    Me quedaré por aquí para seguir leyendo, espero que ya estés mejor, te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Esa maldita culpa!!! Si no fuera por ese sentimiento ....
    Muy lindo tu blog. Un placer conocerte. Saludos desde Puerto Rico!

    ResponderEliminar
  5. La culpa es una de las peores cosas que se puede sentir porque es inutil, solo genera sufrimiento y no sirve para nada, de que sirve si no se puede cambiar lo hecho? solo para lamentarse, enojarse y sentirse mal. A mi me gusta mas la palabra responsabilidad porque implica hacer algo al respecto
    besos

    ResponderEliminar
  6. el hubiera....

    lo acabo de encontrar

    ResponderEliminar
  7. La culpa y la queja, son elementos destructivos en nuestro ser,
    nos hace sentir rabiosos o con una baja autoestima, por los general
    estas nos han sido insertadas desde el exterior, a veces en nuestra infancia,
    escuela etc. y suelen afectarnos negativamente.
    Por ello bueno tratar de erradicarlas de nuestra vida.

    Tu poema es precioso, Es una forma de enfocar aquello que nos ahoga,
    Y en tanto en cuanto nos quedemos paralizados ante eso, la imagen del estereotipo de
    sufrimiento con que has representado el dolor estarà siempre.
    Bueno tenemos un diagnòstico expresado con la belleza,
    y arte de tus palabras, ahora serà necesario recurrir a todo aquello
    que nos ayude a aliviar el dolor, la culpa, que duelen en nuestra alma inocente,
    en el ninio que està en nuestro corazòn y no quiere mas làgrimas, sino salir
    en libertad con su càndida sonrisa aspirando al amor, que es el atributo mas preciado
    del ser humano, que sostiene la vida, y la unidad entre sus semejantes.

    Abrazos
    con todo carinio.


    ResponderEliminar
  8. Gran blog, no dudo en quedarme, tus entradas me encantan! Ya te sigo!
    Te pasarias por el mio? www.notrejanvier.blogspot.com
    Un besote!
    Jessie

    ResponderEliminar
  9. nada es seguro... pero quizás si te atreves a poner palabras al olvido, pueda llegar algún saber sobre la tristeza..

    besos!

    ResponderEliminar
  10. bellas palabras!!!!
    los invito a visitar : www.amanecerdeandromeda.blogspot.com o www.cosasdemujeresbyme.blogspot.com,saludos.

    ResponderEliminar
  11. Creo que la receta es convertirse en piedra, completamente, hasta el alma. Hasta volverse un autómata, hasta que la sangre no deje de brotar.

    En eso estoy, pero siempre he creído que hay algo en mí que tiene valor y cuando finalmente empiezas a vislumbrarlo...

    Pero todavía no existe el proceso completo...en eso estoy.

    ResponderEliminar
  12. Tendemos a culparnos de demasiadas cosas que ni siquiera dependieron de nosotros. Darse cuenta es el primer paso para la "absolución" personal.

    Salud!

    ResponderEliminar
  13. ...no puedo ser feliz ni quiero, en un mundo donde tantos sufren. Como te entiendo...

    Muchísimos besos, linda.

    ResponderEliminar
  14. Madre mía
    cómo me ha llegado esta entrada.

    ResponderEliminar
  15. Piensa que si te da la oportunidad de llorar es porque en el fondo no quiere que te ahogues en tu propio sufrimiento.

    Un besito

    ResponderEliminar
  16. Impresionante tu texto, me parece de lo más sublime, me ha encantado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola Katrina.

    Lo que parecen reflejar tus palabras, profundas son, creo que está en el párrafo en el que señalas que la culpa genera en ti ese estremecimiento que te hace sentir culpable de algo desconocido pero que acabas asumiendo como tuyo. Sin duda que habrá razones para ello, quiero decir que si tú las creas, las asumes, así lo afirmas… ¡serán!

    Todo lo demás, expresión sentida muy honda que aflora…

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. "Tengo hambre pero no quiero comer" De ese tipo son los peores sufrimientos... Mil beso

    ResponderEliminar
  19. Es mejor no olvidar llorar. Creo que llorar es sano.
    Las lágrimas internas sin sal ni agua es la peor sed...
    besos.

    ResponderEliminar
  20. brutalmente real y estremecedor

    Ina

    ResponderEliminar
  21. Es inevitable. Un poco de culpa nos las quita también. Hasta nos hace sentir un poquito mejor, a veces, o sere solo yo. Un beso. Me gusta tu blog.

    ResponderEliminar
  22. Passando pela net encontrei o seu blog, estive a folhear achei-o muito bom, feito com muito bom gosto.
    Tenho um blog que gostava que conhecesse. O Peregrino E Servo.
    PS. Se desejar fazer parte dos meus amigos virtuais faça-o de forma a que eu possa encontrar o seu blog para o seguir também.
    Que haja paz e saúde no seu lar.
    Com votos de saúde e de grandes vitórias.
    Sou António Batalha.
    http://peregrinoeservoantoniobatalha.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  23. El duro flagelo de la culpa. Lo conocemos todos, lo manejamos de distinta manera a como mejor consideramos. Es muy sincera la forma en que dejas ver el padecer sus consecuencias. ¿Qué puedo decir? Ante todo, que lo entiendo. Por completo.

    ResponderEliminar

¿Algo qué decir? =)